Páginas

martes, 24 de septiembre de 2013

Masacre adulterado

Empecé por aprender a escribir con la mano izquierda, en mi computadora, porque con la derecha, escondía el cigarrillo debajo de la mesa, mientras mamá hacia el aseo; pensaba en la tortura que sufrirían mis compañeras de clase (algo lento y suave), algunos estrógenos, para calmar mis ansias (cuando aparento que me agrada la humanidad); nadie mejor que yo, para manejar la mente de las personas, nadie mejor que yo, para saborear la masacre de distintos puntos de vista, utilizándolos a mi favor, todos los días preparaba la cena, con un soplo de veneno consumiente, acido y pensamientos suicidas repletos de rencor, resentimiento y locura. Nací en el seno de una familia sencilla, pero yo era la mezcla de semen divino, que Dios y Satán derramaron, cuando por casualidad tuvieron sexo casual. ¿Me juzgas? ¿Sabes que se siente levantarse por las mañanas, y oler el formol de los muertos, quienes permanecen bajo tu cama?. No tienes que ser sicólogo para darte cuenta que sufro de trastornos sicópatas, solo ser inteligente, para no molestarme mientras miro con indecencia la misa obligatoria de la escuela; No me arrepiento de aquella masacre en el año 66, el los cuartos 6 y 666…Autor: Andrea s

No hay comentarios.:

Publicar un comentario