viernes, 10 de febrero de 2017

Mi noche se resume en dos palabras: Tengo ganas


Mi noche se resume en dos palabras: Tengo ganas.

Tengo ganas de amanecer a tu lado, para olvidar lo mucho que te he extrañado. Quiero beber café de tu boca, mientras me mojo la cara con tu sudor y juego con el vello de tu pecho. Tengo ganas de sacarte de la cama con una sonrisa, mientras improviso un baile, preparando el almuerzo en la pequeña cocina.

Tengo ganas de morder el lóbulo de tu oreja,mientras siento el relieve de los lunares de tu espalda. Tengo ganas de correr contigo bajo la lluvia, para acabar empapados y desnudos en la ducha. Tengo ganas de decirte, de mil maneras, que nunca creí poder encontrarte un reemplazo...

Tengo ganas de mirar una película contigo, tengo ganas de bostezar a tu lado, quiero sentir que me duermo respirando tu aroma, quiero sentir que pierdo la consciencia entre tus brazos...

Tengo ganas de amarte, de morderte, de golpearte las nalgas, de susurrarte frases calientes, de besar tu frente amplia, de apartar los mechones de pelo de tus ojos, de apretar con fuerza tus manos, de lamer con dulzura tus heridas...

Tengo ganas de tenerte, ahora mismo, para no necesitar más de las palabras.

Solo tú serías capaz de callarme y satisfacerme.


Autor: Olivia Ismael

No hay comentarios.:

Publicar un comentario