Páginas

martes, 5 de enero de 2016

Uno para dos


Que eres tan fugaz como la saliva dentro de boca humana en pleno resplandor del desierto,  eres tan permanente que no existe un día que me levanté sin buscarte, una tarde para reventar los globos de tus lóbulos a punta de besos escarlatas, ni puedo resistir otra noche sin el insecante ronquido al dormir, intento golpear bruscamente la manera de verte, porque tienes algo y me refiero al Oasis sensual de tu ser, esa desesperación de arrancar contigo lo más lejos posible, entre los surcos de tus nalgas o tus dientes de León, son cosas que no se viven de la noche a la mañana, son detalles que no puedo encontrar. era hora de que tomaras apuntes.
tu manera de mover la cintura, la sangre y la grasa de tu cuerpo como víbora, es tan sublime ver tu tranquilo espíritu sudar. Tu eventual gesto, "todo a medida, a sorbos, date cuenta que te puedo tragar entero".
Cariño, conoces mi descontrol, tengo miedo de mi misma, temo por esta irracional locura, porqué sabemos que lo es, como lo interesante de verte cantar, los idiomas que salen de tu boca.
Toma nota, que estos versos no los compongo dos veces en la misma vida, dices que no me crees, pero sinceramente no tengo ni idea como me desnudó y me arropo, como borregos ingenuos en la aurora de tus campos, dulce ruiseñor, entre alitas estoy perdiendo la razón.
Con razón te miro sin que te des cuenta, de lo que pasa en mi cabeza, crecen flores en el miocardio, en el cerebelo se acumulan colores y animales silvestres, en el matojo de mis piojos tengo la adrenalina de mis días, cada día escribo igual amigo, y es cierto que cada hora al pasarla contigo tengo que calmar los impulsos de profesar amor, un maldito remolino de tejerte en mi piel por la cantidad de tiempo necesario.
-Toma apuntes, toma nota y que se abran las ventanas del cielo, que rebosen cadenas para atarme. Atenme, cariño eres mi cielo encuero, mi paloma viral, mi realidad por instantes, mi desvelo irreal, ella se dedica a escribirte, otra a amar y juzgar, se qué
ella esta encima y se transforma
Ella prueba cada beso de tu boca
Cada vez que la haces tuya
En su naturaleza, su sangre loca, te desboca
En cada verso que le das te sonríe
Es un delirio de amor mal agüero
Cada poema que inventas, ella sigue
Rellenando de sudor un agujero
Perfecta e incorrecta, adicta a tu sexo
 madura a su modo
presionando amarla sin tapujos, con exceso
Ella sabe que soy su esclavo nacido, soy nada y todo, te aman como yo.
Gitana blanca, labios delgados encima de tu pecho
baila, danza, cae, la has recibo desnuda
Ojos grandes, te mira y que en ti ya esta hecho
embruja, la bruja para decirle si, con voz entonada, esclarecedora, mujer amante y deslocada.
Despeinada, ave libre desplumada.
Yo simplemente lo aceptó, que me gusta que tomes apuntes, mientras te hacemos nuestro, te hacemos uno-..
Autor: Andrea s

No hay comentarios.:

Publicar un comentario