martes, 9 de junio de 2015

Primer Contacto

Emoción compartida, la noche de ayer pude sentir una mezcla de ebullición y alegría en mi interior que jamás había sentido. Ese no sé qué, que nuestro cuerpo manifiesta cuando algo está por suceder. Delicadeza a flor de piel, un sorbo de una flor llena de vida que con su dulce néctar humedece mis labios con los suyos. Que puedo decir, me fascinas y mucho. Pensar que todo este tiempo estabas ahí... escondida tras un arbusto esperando a que un poco de sol radiara en tus pétalos. Energía que fluye por tus venas, la misma que hace temblar mi cuerpo en el instante en que tu boca roza con mi piel. Dulzura como ninguna otra, suave, tranquila, y muy sensual. Tan sensual que con tan sólo recordar; mis labios claman por otro poquito. Antes de llegar a ese preciso momento en que nuestras bocas estaban sedientas de un beso apetitoso... ambos no éramos capaces de dar el primer paso; sabemos que debía de suceder. Queríamos saber cómo había de suceder. Una noche mágica en que el Dios del estuvo presente en nuestro primer beso. Tanto fue la bendición que nos obsequió juegos pirotécnicos en el inmenso cielo. Un cielo que era nuestro, solos tu y yo...Autor: Alberto Garcia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario