miércoles, 24 de junio de 2015

fuego ajeno

Ha renacido nueva musa, y por nueva me refiero a la misma que me inspiró a aprender a manejar bicicletas.
Golpe en la cara, algo me tenía que despertar. Olor a fuego, algo lo tenía que levantar. Gritos que provenían del barrio. Dolorosa partida del ser amado, dormimos en la misma dirección, paradójicamente en la posición fetal como niños sietemesinos, no teníamos nada planeado para el encuentro, pero irónicamente un incendio fue la consecuencia de una causa recién parida, tuve que volver a mirar su figura tras el telón de humo proveniente del balcón, se arrimaba un chiflido que hizo que su mirada mirará los míos y entendiera las señas tras el telón de humo. Aceptemoslo, Polvoriento te he querido, te has ido y no volveré a respirar tu Inmaculada intoxicación...autor: Andrea serrato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario