Páginas

domingo, 7 de diciembre de 2014

TRISTE MORTAL

He me aquí. Aferrándome a lo incierto y clamando a lo imposible, no he sabido como quitarme se encima esa ausencia crónica y los pensamientos que existen cada vez que nombro las sílabas de su nombre, yo tanto que la anhelo y vivo cada vez que veo sus imágenes como recuerdos grapados en mis células. Y ella, tan distante y complicada, he olvidado su lejano cariño ostentoso, ese que un día me dio y como un fantasmas actúo al dejarme inmerso en el olvido. Ahora, percibo las colinas de su omisión entre los ríos del inmenso caudal que corre por mi mente, y claramente vivo dudando de ese relevante cariño que por mi sintió...Autor: Francisco Diaz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario