jueves, 31 de julio de 2014

Un soplo

No había llegado tan lejos, desde que perdí partes del cuerpo en una guerra, que ni yo misma recuerdo, supongo que fue una batalla dolorosa, que marcó cicatrices en lo más profundo de los tuétanos y mis huesos, se sumaba la realidad a mi vida, empezaba a madurar de una forma drástica, no escribía líricas, era del común y me aproximaba a graduarme en contra el izquierdismo, no sabía que escribir, me parecía tonto y la flojera me cogía de una manera cruel y despiadada, el click de la pantalla era intermitente, lo mismo le sucedía al celular, pensaba demasiado, y era lo único que agradecía, lo que me mantenía consciente sin alteraciones, si alguien lee esté texto y puede entender esto... Escribanme. Autor: Andrea s

No hay comentarios.:

Publicar un comentario