sábado, 22 de febrero de 2014

Balada nupcial

En mi dedo el anillo, La guirnalda nupcial mi sien decora; De sedas y diamantes busco el brillo, Y soy feliz ahora. Y mi señor me brinda amor seguro; Pero al decirme ayer cuánto me adora, Tembló mi corazón, como al conjuro, De quien cayó en la guerra, al pie del muro, Y es feliz ahora. Pero él tranquilizóme, y en mi frente Besó la palidez que le enamora. Y he aquí que en un ensueño, vi presente, Al muerto D'Elormy: -suyo, en mi frente, Fue el beso; y suspiré -¡cuán dulcemente!-: "-¡Ah, soy feliz ahora!" Y si pude otorgar palabra nueva, Así el voto juré, y aunque traidora, Y aunque un luto de amor el alma lleva, Ved brillar ese anillo que prueba Que soy feliz ahora. ¡Ah! Ilumíneme Dios aquel pasado, Pues si sueña o no sueña el alma ignora, Y el corazón se oprime, y conturbado Pregúntase, oh Señor, si el olvidado Será feliz ahora. ...Autor: Edgar Allan Poe

No hay comentarios.:

Publicar un comentario