Páginas

viernes, 10 de enero de 2014

Mis ex

Esta parte de mi vida le dedicaré un poco más de tiempo, tengo una formidable relación con la mayoría de ellos (con todos diaria yo), pues en conclusión, mi mente difunde la inocencia, la inconsciencia, y estimación por mi edad, es decir, la típica frase: "estaba pequeña, muy joven, no supe valorar ese lindo cariño", ya que tendía a lanzarme con chicos mayores (buena excusa); mis ex formaron parte de las mismas conversaciones por teléfono, las mismas tristezas que compartir, los mismos mensajes indirectos en la noche, las mismas formas de amar, y desamar (en menos de 3 meses) un supuesto "amor jurado, que nunca acabaría", suelo ser una insípida enamorada, ese tipo de seres humanos extraños, que damos, jugamos y regalamos, a todo dar, nuestras tácticas, nuestros años y nuestros secretos, para que al final sean utilizados contra nuestra propia destrucción, supongo que he suplicado piedad para no ser demolida, y por algún extraño milagro, saldré medio ilesa y con cara de mosquita muerta, una solapada más, de la larga historia, y ellos aún con un triste suspiro, una fingida voz desolada, y tantas demarcaciones en el lado izquierdo, diciendo uno tras otro: "Andrea, todo fuese sido diferente", claro (pienso y respondo), si no fueses sido un aburrido, bastardo, hijo de la Chingada, que al principio quiere sexo, y luego por algún minúsculo detalle terminan "encontrándose en si mismos", chupando mis ideas, apoderandose de mis sueños, despidiendo a mis enemigos con un beso en la mejilla, y fingiendo madurez las primeras horas de noviazgo (susurrando por medio de una sonrisa coqueta), cuya sonrisa os vuelve locos, y tratan de usurpar y absorber esa pequeña felicidad, que una vez pude recoger en la soltería, ¿ves, no suena tan mal?, verás lo explicaré detalladamente, me mataron a golpes muchas veces, y luego lloré a desconocidos, que conocí, mientas desconocía a conocidos, tuve de toda clase de chicos a mi lado, de todaaaa clase (resaltando y haciendo referencia a esta vocal), todos anormales (eso si), no me quejo, lindos raros, raros que parecen lindos, lindos y raros; me resigna decir una cosa "una pequeña parte de mi cuerpo, pertenece a un sólo hombre" (si, si, sé lo que están pensando), ¿no me creen?, el corazón se entrega a varias cirugías, y yo estuve a punto de morir en aquellas operaciones, pero un cirujano empírico, se hizo a la medida mis latidos. Un anexo para este pequeño fragmento, puede ser que la forma simultánea que recae en mi, es decir, la mayoría de los hombres que pasan al lado fanático, ese lado de llevar mi foto en su cartera (impresa desde alguna de mis redes sociales), y resaltar a mi pareja, diciendo algo como: ese tipo esta ganado, que suerte tiene ese tipo, el tipo se llevó el trofeo (pensándolo bien, es cierto), esta es la parte graciosa de la historia, porque ni yo misma me soporto, y admiro a mi novio por hacerlo, a mis padres y todas mis verdaderas amistades; no soy trofeo, soy la mujer de los rulos locos, nariz italiana, cobarde de nacimiento, con nudillos pálidos en las rodillas secas, y gestos de mala gana cuando llega mediodía. Sugiriendo un detalle de mis ex, toda aquella mujer que tuvo de novio a: un religioso, cantante, otros con complejos de artista, pintor, diseñador, un rockero, un abogado, bilingüe, universitario, estudiante, un vampiro, un normal con complejo de brujo, un nerd, un normal con complejo suicida, un psicópata, un fanático, un metalero, un reggaetonero, un rapero, un dormilón, un llorón, y otros en la larga lista, quienes sólo recibieron de mi, sonrisas, abrazos, y besitos, las primeras horas de noviazgo, ya que no era lo suficiente madura para complacer a un adolescente siendo yo una niña, porque me aburría muy fácilmente, me desconcentraba (si, si, porque estaba muy joven, no daba valoración a su cariño) estoy mencionando lo que recuerdo, y lo más curioso que pasó a mi lado..todas las que tuvieron algo así, me entenderían... Autor: Andrea s

No hay comentarios.:

Publicar un comentario