viernes, 24 de enero de 2014

¿Usted que pensaría?

¿usted que pensaría en estos momentos de amplia angustia? No pensarías tanto, porque es demasiado duro, lidiar con esto, ¿Es como querer huir o escapar de los demonios de otro? Sin embargo, no lo haces por miedo a no encontrar algo tan maravilloso como aquello; A veces pienso en tonterías como estas, Queriendo que él, piense sólo en mí, es algo que quema por dentro, como si, no hubiese nada perfecto similar a él, es el placer de sólo querer morir, en su cuerpo, fundirse en uno solamente, ¿te ha pasado?, pienso en tonterías todo el tiempo, cosas como, el llegar a viejos y besarnos con deseo irracional, sabiendo que nos hemos lastimado, y nos hemos dicho cosas realmente hirientes, cosas que de otros no afectaría pero de nosotros mismos, se siente, ni la mierda; cambiando de tema, me hace feliz pensar, que él es el único que puede herirme con el mismo valor, que puede llegar a amarme. ¡Mejor me callo! Porque después lograré asustarte... Autor: Andrea s

jueves, 16 de enero de 2014

juguetón

Te puedo proponer cosas sencillas, pero no te imagines las cosas que puedo proponer, sólo quiero ser dibujada, te diré: Dibujame hoy, cielo prohibido, ilustrame con un pincel diferente, una brocha y una platillo de colores, que no quede la sequedad de tus manos, por la pintura ajena, me desnudaré en la cama, no podrás tocar, sentir u oler, no es un cuerpo cualquiera, nadie sabe que esperar de una poeta... Autor: Andrea s

Me encanta masturbar a una mujer.

Ver como su cuerpo se estremece, sus ojos se pierden y su respiración se hace mas forzosa. Me gusta jugar con el ritmo y la velocidad, que mis dedos dancen en su entre pierna, mientras mi boca explora su piel, juguetea con sus pechos, dando pequeños mordiscos, sutiles pero apasionados. Me gusta arrancarle gritos y una que otra palabra sucia. Me gusta que se despoje de todo prejuicio y sea quien desea ser todo el tiempo. Me gusta que entre la lujuria y la pasión me desgarre, que se haga mas frecuente su respiración, que arda la piel y justo en el éxtasis del momento, llegue al clímax cortando con un grito. Un grito diferente, uno que es mas silencio. Como si muriera momentáneamente y despertara con una sonrisa, una completamente sincera. Me encanta masturbar a una mujer, por que cuando acaba, significa que apenas empieza lo mejor. No estoy hablando de sexo señores, hablo de esa complicidad, esa intimidad que solo se consigue con la confianza mutua de hacerse el amor... Autor: Anónimo

miércoles, 15 de enero de 2014

Le regale mi alma, porque me identifico con él.

Malditas especulaciones llenas de pura mierda, maldito apogeo de las cucarachas en sus vanas lenguas, ¿que saben ellos de mi?, ¿quienes se atreven a señalarme?. Os digo, que nadie tiene la soberanía de suponer estupideces a mis espaldas, nadie sabe la tortura que pase durante 14 perros años, nadie sabe lo que lloré, o el maltrato verbal, sicólogo y físico que recibí, maldita mirada que me juzga sin la mínima idea de consuelo, ¿crees que sin el alcohol, sin mis vicios o mis efectos secundarios, pude haber sobrevivido?, no lo creo, pues comí arena, me tragué los duros nudos, vomitando mis lágrimas, ignoraron mis súplicas, y hasta fui arduamente bofetada. Me rompieron el corazón, manosearon la dignidad, ahorcaron mi cuello, mientras me ocultaban a la luz del sol... Extraño ese sol, extrañando ser apreciada por algún adulto, quien me pusiera en un pedestal de club autoestima, porque si vieras mi tristeza interna, quizás, tan sólo un poco, llorarias como lloré yo. La musica "anormal" sano mis inconformidades, de no ser por la musica, tal vez, ya fuese acuchillado a mucha gente, de no ser por la rebeldía, nadie se fuese dado cuenta que, domarme es imposible, ser atrevida es mi naturaleza, es una esencia, que adquirí cierto día, mientras deleitaba la musica en los oídos, y hacia decreto rechinante en el estilo de otros; tal vez le he vendido el alma al diablo, tal vez domarme es un reto, como querer cambiar mi naturaleza, mi esencia. Es algo casi ¡imposible!, todas tenemos razones para sentirnos así, y pasarnos este mundo, por nuestros senos, por nuestras lenguas y nuestros culos, porque somos infalibles ante las situaciones, porque crecimos donde hubo tanta mierda, que ahora sólo queremos subir el volumen de la musica, y amanecer en la cama de algún tipo...este es una manera de expresar mi criterio, recuperar mi capacidad mental, conseguir críticas a lo largo de esta reputa cachonda vida, "no me llames loca, no me digas ronca o infantil", porque de esa chiquilla no quedo nada... Autor: Andrea s

domingo, 12 de enero de 2014

mi novio y esposo, por accidente

Han pasado 90 años, y en estos últimos 328.717.979 días he pensando que, me quedaré contigo, por muchas, y a la vez pocas razones, de esas razones por la que he decidido quedarme contigo, es que, ya tu lo habías hecho conmigo, y estoy un poco aburrida de la cursilería barata de los imbéciles, te quedaste cuando nadie más lo hizo, cuando nadie daba un peso por verme sonreír, yo vi a todos como se albergaban en el camino ancho, dejando mis maletas en la carretera, porque vi a todos los que, sin contemplación decidieron irse, me quedaré contigo por simples motivos, he hallado en ti, lo que en muchos hombres vi, desee y suspire por tener, y ahora, nos quedaremos los dos, ya que recolectas, lo que nos hace falta, me quedaré contigo porque me sabes acariciar, sabes esperar, sabes lo que me agrada, mis indirectas, sabes escuchar, sabes controlar mis ansias, mis desespero, sabes desempolvar mi alma, satisfaces mi hambre incontrolable, sabes escribirme en la cama, sabes tenerme entre tus brazos, me contemplas y me comprendes, y si aún, no te has arrancado los cabellos de tu cabeza, es por una razón, han pasado 90 años y agradezco que recordarás el porqué te quedaste conmigo, si me equivoco una vez más, que sea a tu lado, preferiblemente que me declararen a tu lado para la eternidad, pero me quedaré contigo, Sé que no debo contarles, y quizás no les interesa, pero nunca estuve tan feliz como me puedes encontrar ahora, él se quedó conmigo, por tal motivo me quedaré con él, no me he movido de esta blanca banca, y estoy esperando que llegue a este lugar para sentarme con él, en vida se lo dije, espero me recuerde, porque le brinde mis épocas, mis años y al lado de mi hombre, fui feliz... Autor: Andrea s

viernes, 10 de enero de 2014

Mis ex

Esta parte de mi vida le dedicaré un poco más de tiempo, tengo una formidable relación con la mayoría de ellos (con todos diaria yo), pues en conclusión, mi mente difunde la inocencia, la inconsciencia, y estimación por mi edad, es decir, la típica frase: "estaba pequeña, muy joven, no supe valorar ese lindo cariño", ya que tendía a lanzarme con chicos mayores (buena excusa); mis ex formaron parte de las mismas conversaciones por teléfono, las mismas tristezas que compartir, los mismos mensajes indirectos en la noche, las mismas formas de amar, y desamar (en menos de 3 meses) un supuesto "amor jurado, que nunca acabaría", suelo ser una insípida enamorada, ese tipo de seres humanos extraños, que damos, jugamos y regalamos, a todo dar, nuestras tácticas, nuestros años y nuestros secretos, para que al final sean utilizados contra nuestra propia destrucción, supongo que he suplicado piedad para no ser demolida, y por algún extraño milagro, saldré medio ilesa y con cara de mosquita muerta, una solapada más, de la larga historia, y ellos aún con un triste suspiro, una fingida voz desolada, y tantas demarcaciones en el lado izquierdo, diciendo uno tras otro: "Andrea, todo fuese sido diferente", claro (pienso y respondo), si no fueses sido un aburrido, bastardo, hijo de la Chingada, que al principio quiere sexo, y luego por algún minúsculo detalle terminan "encontrándose en si mismos", chupando mis ideas, apoderandose de mis sueños, despidiendo a mis enemigos con un beso en la mejilla, y fingiendo madurez las primeras horas de noviazgo (susurrando por medio de una sonrisa coqueta), cuya sonrisa os vuelve locos, y tratan de usurpar y absorber esa pequeña felicidad, que una vez pude recoger en la soltería, ¿ves, no suena tan mal?, verás lo explicaré detalladamente, me mataron a golpes muchas veces, y luego lloré a desconocidos, que conocí, mientas desconocía a conocidos, tuve de toda clase de chicos a mi lado, de todaaaa clase (resaltando y haciendo referencia a esta vocal), todos anormales (eso si), no me quejo, lindos raros, raros que parecen lindos, lindos y raros; me resigna decir una cosa "una pequeña parte de mi cuerpo, pertenece a un sólo hombre" (si, si, sé lo que están pensando), ¿no me creen?, el corazón se entrega a varias cirugías, y yo estuve a punto de morir en aquellas operaciones, pero un cirujano empírico, se hizo a la medida mis latidos. Un anexo para este pequeño fragmento, puede ser que la forma simultánea que recae en mi, es decir, la mayoría de los hombres que pasan al lado fanático, ese lado de llevar mi foto en su cartera (impresa desde alguna de mis redes sociales), y resaltar a mi pareja, diciendo algo como: ese tipo esta ganado, que suerte tiene ese tipo, el tipo se llevó el trofeo (pensándolo bien, es cierto), esta es la parte graciosa de la historia, porque ni yo misma me soporto, y admiro a mi novio por hacerlo, a mis padres y todas mis verdaderas amistades; no soy trofeo, soy la mujer de los rulos locos, nariz italiana, cobarde de nacimiento, con nudillos pálidos en las rodillas secas, y gestos de mala gana cuando llega mediodía. Sugiriendo un detalle de mis ex, toda aquella mujer que tuvo de novio a: un religioso, cantante, otros con complejos de artista, pintor, diseñador, un rockero, un abogado, bilingüe, universitario, estudiante, un vampiro, un normal con complejo de brujo, un nerd, un normal con complejo suicida, un psicópata, un fanático, un metalero, un reggaetonero, un rapero, un dormilón, un llorón, y otros en la larga lista, quienes sólo recibieron de mi, sonrisas, abrazos, y besitos, las primeras horas de noviazgo, ya que no era lo suficiente madura para complacer a un adolescente siendo yo una niña, porque me aburría muy fácilmente, me desconcentraba (si, si, porque estaba muy joven, no daba valoración a su cariño) estoy mencionando lo que recuerdo, y lo más curioso que pasó a mi lado..todas las que tuvieron algo así, me entenderían... Autor: Andrea s

jueves, 9 de enero de 2014

Al bajarme del avión

No he podido descifrar que pasa en esta vida con la vida mía, a veces siento que soy una espina dentro del dedo del pie, o solamente soy un dolor entre el pecho y la espalda, estoy un tanto confundida. He tomado algunas copas, sin embargo no llenan mis expectativas femeninas, compañero mío, tengo algo para decir, tengo miedo y unas inmensas ganas de llorar, estar en frente no es fácil, y menos cuando tienes un público tan exigente, con esas malditas máscaras que se maquillan con superficialidad, esto no parece normal, estoy algo susceptible por lo que pueda o deje de pasar entre los dos, siempre me pasa, pero nunca logro acostumbrarme. Al parecer es más fuerte, y me siento como un hielo quebrado en la Antártida, un polo lejano al frío, desconocida. tomando también unas gotas de sudor ajenos, sé que se pone cabezón de tanto pensar, lo sé, porque me lo ha demostrado, sé que no lo hace con intención de herir, lo sé, sé cuando se aturde, y entre mis pechos reposa, lo sé, pero déjame ir, lo que sé, lo olvidaré, y será un efecto retardado de un pedazo de luz, que al final lograré bajarme de esta tarima, quitando dichosas máscaras descaradas y descabelladas; así podré irme lejos, donde deseare tenerlos, a él para besar lentamente, mirarlo mientras cambia los colores, como la primera vez, y al resto, para saludar como aquello que deseas y nunca lo podrás tener, pues te das cuenta que quieres a todos y amas a uno, adiós compañero(cogí mi morral y en el primer avión salí, en busca de aquello que tanto desee "paz")... Autor: Andrea s

jueves, 2 de enero de 2014

Puedo sentirte así estés a kilometros de distancia

Hay que ser muy valientes, para dejar de verlo, hay que ser muy fuertes, para soportar tantos kilómetros lejos, estaba tan acostumbrada a él, que ahora que no tengo ni su aroma, se me hace increíble el tiempo que puedo mantenerme en pie, sé que estoy poniendo el cuchillo en mi parrandero corazón, pero sino lo digo, me moriré ahogada, se me anda acelerando el pulso, se me andan desgastando los ojos de tanto llorar, no es un llanto común, pasajero o triste, es un llanto con sentimiento, eso sucede cada vez que me siento en el sofá, allí las horas son eternas, sin ti mis horas son clavijas en el culo, no me gusta sentirme así. No hay nada similar a ti, sin tus letras, sin ti, el tiempo es un gota de cebolla en mi ojo, sin ti puedo inspirarme, pero junto a ti hago poesía, pierdo el juicio y vuelvo a ser yo misma, en resumidas cuentas, yo sin ti, vuelvo a lo común.... Autor: Andrea s