lunes, 18 de noviembre de 2013

Después de un tiempo

Nunca confíes en las palabras de una gitana, nunca trates de ser más fuerte que una mujer de trapecio, pues tratará de maquillar su maldad, con ternura e inocencia, ellas no tienen alma, y fingen lágrimas dulces, mientras que suavecito te envolveran el corazón en frape aderezado, tu mente será vilmente burlada, y al final comprenderás que ninguna gitana esta tan lejos del eslabón perdido.... Autor: Andrea S

No hay comentarios.:

Publicar un comentario