Páginas

lunes, 7 de octubre de 2013

Tierra en los ojos

Sabes... Aunque no estés junto a mi, aunque llegues impuntual a mis mares, aunque pienses mucho, o seas el inusual, aunque sin ti todo parece inevitable pero deseable, todo es inédito y eficaz, si está dentro de tu pulso sanguíneo, eres tu quien mantiene mi perspicacia, eres el estribillo de mi rima, eres el coro de este cielo. Estas con quien te hace feliz, pero yo soy quien te asimila a la realidad de tristeza, sólo puedo ofrecerte esto, no tengo un pepino en mis bolsillos, y en tus costillas sanguinarias sólo habrá hambre, en mi cuerpo hubo castidad, y en tu pecho hay mordidas de pequeños demonios, pero nos calentamos en la ausencia, fingiendo la felicidad amarga de otras bocas que besamos.... Autor: Andrea s

No hay comentarios.:

Publicar un comentario