martes, 8 de octubre de 2013

Momento oportuno

Si quisiera describir cual es el momento más oportuno para decir un “te amo”, diría que no tengo idea. Hay va el, por su cabeza pasan un montón de pensamientos, en su mundo; pasan un montón de cosas a la vez pero quien está en centro de su mundo es ella, mientras tanto en el mundo de ella existe el vacio del desamor; ya sea porque él no sabe cómo expresarle afecto o que ella no sabe como recibirlo. Aun así esta es su su decimo tercera cita, el lleva un presente para ella, en su mundo; él cree que ha pasado mucho tiempo alejado de ella y quiere demostrarle afecto en la cita ya mencionada, piensa que ella lo recibirá con buenos ojos y si algo había muerto entonces resucitaría, sin embargo en el mundo de ella está pensando seriamente en decirle que no era lo que esperaba de él y que no quiere sufrir más…. Mientras ella camina perdida en sus pensamientos, el cruzaba la calle con extrema confianza, si ustedes han estado ansiosos por ver a la mujer que aman entonces lo entenderán, en su mundo imaginaba mil veces la cara que pondría su novia al ver su detalle y eso supondría un paso más en su relación; pero en el mundo de ella esta tal vez sería la última vez que lo llamaría su novio. El llego al sitio acordado mirando el reloj puesto que sabia la hora exacta a la que ella llegaría (se sorprenderían al saber todo lo que hace un hombre por la mujer que ama, en este caso el había hecho memoria y cronometrado el tiempo en que ella lo hacía esperar en cada cita), me gustaría explicarles que pasaba en su mundo pero estaba tan concentrado en el tiempo que no se daba cuenta de nada más; algo muy similar pasaba en el mundo de ella, estaba tan concentrada en olvidar el dolor que sentía por romper con el que pensaba en ello cada instante, si saben a lo que me refiero. Ella cruzo la calle y vio el sitio acordado por ambos,lo más exacto que se puede decir es que su mundo por unos instantes se vino abajo, allí estaba él; con unos jeans y los mismos zapatos que usaba en la mayoría de las citas, ella suponía o que le gustaban mucho o que no tenia mas; con una camisa de Kurt Cobain negra que le hacía ver un poco más delgado de lo que era pero resaltaba un poco su forma de ser, su cabello hecho un lio como siempre y una barba mal afeitada, sus ojos pegados en el reloj lo cual le dio la impresión de que él estaba molesto por hacerlo esperar, aun así se dijo a si misma:- ya estamos aquí terminemos con esto-. El miro al cielo mientras en su mundo pasaban varias cosas a la vez: nervios, ansiedad (las cuales eran normales puesto que el detalle ya debería haber aparecido; pero resulta que el encargado de mostrarlo tuvo la urgencia de ir al baño y demoro 10 minutos más de lo acordado),y aunque les extrañe alegría. ¿Por qué alegría?,fácil; sus ojos contemplaron el centro mismo de su mundo,ella vestida con una blusa color dorado y unos jeans un poco ajustados, su cabello bien peinado pero con deje de tristeza en sus ojos. El momento del encuentro era inminente…. 5, 4, 3, 2, 1…. Hola dijeron al unísono, el vio su mundo por un instante no había nada en el mas que tristeza, ella vio sus ojos pero no alcanzo a ver más que desesperación y enojo; el miro al cielo, la miro con decepción y procedió a decir:- lo siento pero…. –Mira- interrumpió ella sus lagrimas se deslizaron por su rostro,- no sé qué te pasa estas tan distante hace mucho que no hablamos, se cómo eres y no me molesta yo soy igual, no me molesta que seas tan rudo ni tampoco que no seas tan afectivo… pero no sabes cuánto te he necesitado estos días…. Me he sentido tan sola y te he llamado pero nunca estas, llamo a tu celular y siempre está apagado, se los problemas que tienes… y todo lo que pasaste para estar conmigo, pero al parecer lo único que querías era alcanzarme y listo con eso te sentirías satisfecho (el tenia un pasado del que no estaba orgulloso, esto fue una de las razones por las cuales tuvieron problemas para iniciar su relación), lo que trato de decir es que pienso que no me amas como decías y que es mejor que terminemos con esto-. El la miro con desespero; en su mundo no pasaba nada el tiempo se había detenido, ella dijo algo mas pero por el impacto que esto causo en el no pudo oírla ella se dio vuelta y comenzó a alejarse, el hizo lo mismo pero no estaba en sus 5 sentidos caminada sin rumbo entre el mar de gente, ella estaba profundamente herida y su mundo estaba más vivo que nunca, tan vivo que la lastimaba. No se había percatado, pero sus pies no se movían,había avanzado unos cuantos pasos del lugar acordado y estaba estática, sumergida en su dolor…. Algo la hizo despertar y fue el molesto ruido de un avión y la gente agolpándose y mirando el cielo; ella miro y vio el ruidoso avión pero con un letrero como esos aviones de publicidad; el letrero decía: TE AMO ****. Ella miro de nuevo, era hermoso sonrió levemente y miro hacia lugar acordado pero estaba vacío. Su mundo estaba en blanco ella solo pensaba que tenía que encontrarlo, tomo un taxi hasta llegar a la casa de él pero no había nadie, espero unas cuantas horas y la madre de él llego, la miro con alegría y le dijo: -¿te gusto el regalo?,ella no sonrió y dijo sin darse cuenta: si claro, puede decirme donde esta ******,- se suponía que estaba contigo- contesto la mujer, -pero dijo que después de verse contigo iría a despedir a su padre que se va a Canadá por cuestiones de trabajo,voy a llamar a mi marido…- . Con la llamada ambas se enteraron que él había decidido viajar con su padre, el cual le había estado insistiendo desde hacía ya tiempo, ella pidió hablar con él pero el avión estaba a punto de despegar y debía cortar la llamada. En las horas siguientes ella se dedico a contarle a la madre de él lo que había ocurrido, se entero que el padre de su ex lo estaba presionando para que viajara con el quitándole su apoyo económico ,eso lo llevo a él a trabajar más horas y a distanciarse un poco de ella por esa razón él no se encontraba en casa cuando ella lo llamaba, el tenía pensado darle ese detalle desde hace mucho ,pero aunque trabajara más tiempo y vendiera unas cuantas cosas entre esas su celular no podría pagar ambas cosas (el avión publicitario y el letrero) por lo cual decidió el mismo hacer el cartel, así que cuando no estaba trabajando, el estaba haciendo ese cartel, cuando lo termino, el decidió llamarla a ella y obviamente no le diría nada acerca de lo que había estado haciendo todo ese tiempo. Después de oír eso ella pensó, que tal vez por eso estaba tan ansioso, el esperaba que en el instante que ella llegara, el letrero aéreo aparecería, pero como no fue así, se enojo por ello y se apeno conmigo… Supongo que se imaginan todas las cosas que pasaron por la mente de ella en ese momento, era de esperarse que se sintiera culpable pero, en mi humilde opinión no era así, solo fueron un montón de eventos desafortunados, tal vez si el padre del muchacho no le hubiera quitado su apoyo económico; el no hubiera tenido que recurrir a trabajar más ni tampoco a alejarse de ella, o si tal vez el no hubiese tenido que vender su celular para pagar el avión; si tal vez el hubiera mencionado un poco del detalle cuando programaron la cita, si tal vez en todo ese tiempo ella no lo hubiese pasado tan mal; o si tal vez el piloto no hubiese sentido la necesidad de ir al baño y despegado en el tiempo acordado, si tal vez ella lo hubiese dejado terminar cuando él pensaba decírselo; o si tal vez el no se hubiese quedado estático después que ella lo termino. Tal vez,solo tal vez si una de esas cosas hubiese pasado el final de esta historia fuera diferente, pero al no ser así, debo decir que el mundo de ambos; tanto de el cómo de ella se desbarato ese día y debía empezar de nuevo. Me resta decir que no se cual momento hubiera sido oportuno para ese “te amo” escrito en el cartel, pero si hay algo de lo que estoy seguro es que como sucedieron las cosas, ese “te amo” llego tarde; acabando así lo que había podido ser una linda historia.... Autor: Ronald barros

No hay comentarios.:

Publicar un comentario