viernes, 13 de septiembre de 2013

30 minutos de sexo

En mi opinión, el sexo es otro pretexto para simular el vacío con agrado, elegancia, o alegórica hipocresía, el sexo, se podría llamar como, un simulacro de sudor y ejercicio, podría hablar del sexo con tal confianza y plenitud, que hasta un niño ya lo podría hacer, nadie está excepto, ni apartado para no hacerlo, pero es claro, que lo mencionado anteriormente son sólo minúsculos "placeres", y que a pesar de que este mismo, logra su propósito, estos mismos, tratan de extremar su largo tiempo, porque es tan efímero. Es ese hormigueo entre las piernas y el ombligo; el sexo es impuntual, pero evitable; soy de ese escaso grupo de mujeres que les da igual todo, porque me vale un pito, si tiene el pene tan largo y grueso como la trompa de un elefante, o tan delgado y pequeño como el Chito más barato del supermercado, me importa un pito fingir un orgasmo, o no hacerlo. Me importa un pito sentirlo en el hígado, o pensar si ya esta adentro o esta afuera, el sexo es una excusa para llenar la tristeza, apaciguar la calentura, y ser alcahuete de los cabronazos. Por eso el sexo, para mi concepto es sólo eso, sólo podría cambiar de significado si dejáramos de hacer sexo, y empezaramos a hacer el amor, 1 hora de amor... Autor: Andrea s

No hay comentarios.:

Publicar un comentario