martes, 30 de julio de 2013

nubes de julio

Puedo escuchar el solo de guitarra más alto, puedo sentir la brisa más fuerte que trae el mar en estas horas nocturnas, pero no puedo escuchar como tu voz se refleja en los ecos de mi silencio, puedo oír el sonido excitante de una batería en medio del desértico poblamiento rockero, puedo tocar un bajo, con los dedos prestados de Satanás, que permite un orgasmo sedentario a mi sexy palpitar, pero no puedo tomarte de la mano, mientras aterrizo de cabeza en el cemento de la calle, los vientos aterrizan las revanchas humanas, pero mis labios no pueden dejar de temblar ante tu mirada... Autor: Andrea s

No hay comentarios.:

Publicar un comentario